ozonizador habitacion

Los Equipos de Ozono no solo quita los malos olores de salas interiores de manera efectiva, además Ozono también desinfecta y disminuye la contaminación ambiental. Hay que tener en cuenta que la contaminación biológica es normalmente la que genera el hedor.

Los Mejores Generadores de Ozono. Ofertas octubre de 2020

Actualización: 30-10-2020 / Enlaces de afiliados / Marcas de producto, imágenes de producto y textos de producto que aparecen son propiedad de Amazon.com, Inc. o sus afiliados.

Ventajas de los Generadores de Ozono

Las Máquinas de Ozono se utiliza para desinfectar el aire de ambientes interiores. De este modo se destruyen microorganismos patógenos en el aire (bacterias, virus, hongos y esporas) y se controlan los contaminantes químicos como COVs. Existen otros métodos novedosos de tratamiento y desinfección de agua mediante Ozono, que no generan residuales químicos. Por otro lado, el agua ozonizada (hiperozonizada con gran concentración de Ozono) además puede ser utilizado como desinfectante sin residuales para desinfectar la comida o para sistemas de riego en agricultura para curar, enraizar y sanear con Ozono.

  • Higienizar con Ozono proporciona una eficacia mayor al 99% en la eliminación de virus, bacterias, ácaros y hongos.
  • No es necesario limpiar con desinfectantes después de su aplicación.
  • El Ozono penetra en todos los huecos y lugares de forma natural.
  • Los Generadores de Ozono no funcionan con productos químicos.
  • El Ozono desaparece en su totalidad, se disuelve en el aire, y no queda resto alguno.

Tipos de Generador de Ozono

Una Máquina de Ozono se puede clasificar en varios tipos, dependiendo de su uso, aplicaciones y potencia.

¿Cuanto cuesta una Máquina de Ozono?

El tamaño y el uso de un Aparato de Ozono son los factores decisivos en el coste. Existen diferentes modelos y formatos pequeños y grandes. Unos más simples para conectarlos directamente a la toma y desinfectar. Otros más completos que requieren más potencia con otro tipo de instalaciones más complejas.

En consecuencia, cuanto más complejo sea el aparato, mayor será su coste. El más simple puede valer cerca de 35 €, normalmente la mayoría de los generadores que fluctúan entre 90 € y 400 €. Los mejores Generadores de Ozono, son los que se utilizan para usos médicos, pueden valer 1.500 € o puede que algo más.

Para qué sirve el Generador de Ozono

¿Qué es la Ozonización?

La Ozonización es cualquier tratamiento en el que se aplique Ozono O3. Las principales aplicaciones de dicho tratamiento son para la desinfección y desodorización del ambiente y para el tratamiento y purificación de aguas. Con ello se consigue la eliminación de microorganismos patógenos y malos olores.

Ozono como microbicida: Elimina bacterias, virus, hongos y esporas

El Ozono (O3), gracias a sus propiedades oxidantes, es considerado uno de los agentes microbicidas más rápido y eficaz que se conoce, pudiendo actuar sobre un amplio número de microorganismos como bacterias, virus, hongos y esporas. Estos son responsables de problemas de salud en humanos y también de malos olores. El Ozono O3 inactiva estos microorganismos por reacción con enzimas intracelulares, material nucleico y componentes de su envoltura celular, esporas y cápsidas virales. De este modo, los microorganismos no pueden mutar y ofrecer resistencia a este tratamiento ya que se produce la destrucción del material genético. El Ozono, actúa oxidando las partículas de las membranas celulares, asegurándose la no reaparición de ésta.

El tratamiento con Ozono es inodoro, por lo que no solo se encarga de desinfectar y neutralizar cualquier tipo de olor, sino que no refiere olores particulares al final del uso. Cabe destacar que el Ozono O3 además, no genera ningún residual, ya que al ser una partícula inestable tiende a volver a su forma original, el Oxígeno (O2), siendo, por tanto, respetuoso con el medio ambiente y los productos, y garantizando el bienestar de las personas.

Ozono como desodorizante: Elimina todo tipo de olores

Otra de las características del Ozono (O3) es su capacidad para eliminar de raíz malos olores de cualquier tipo sin dejar restos residuales. Este método es muy útil en espacios pequeños donde no se suele renovar el aire constantemente. En este tipo de espacios, y además si hay gran cantidad de gente, se generan olores desagradables (comida, humedad, tabaco, olor corporal, etc.) debido a las moléculas en suspensión y la acción de los distintos microorganismos sobre ellas.

El Ozono (O3) ataca a ambas causas, por un lado, oxida la materia orgánica, además de atacarla por ozonización y por otro lado ataca a los microbios que se alimentan de ella. Existe una gran cantidad de olores los cuales pueden ser atacados por el Ozono. Aunque según la naturaleza de la sustancia causante del olor. Según dicha naturaleza se podrá establecer su vulnerabilidad hacia la acción del Ozono, y las dosis que este requerida para su eliminación. El resultado de un correcto tratamiento es que en los sitios donde existan malos olores, no huele a nada.

Como cualquier desinfectante el poder de desinfección con Ozono O3  varia de la concentración en la que se encuentre y el tiempo de contacto entre el desinfectante y los agentes patógenos. El Ozono funciona muy rápidamente frente a los patógenos ya que es oxidante para los mismos.

Son dañinos los Ozonizadores

El Ozono solo puede ser malo para la salud en grandes concentraciones. Las máquinas limitan y controlan la salida del Ozono para solventar cualquier problema que pudiera generar.

Estos síntomas que provoca un exceso de Ozono O3 en el ambiente son: falta de aliento, tos, irritación de garganta. Pero empleando adecuadamente y con una instalación realizada por profesionales los Ozonizadores no tienen ningún peligro para la salud, sino todo lo contrario, suman muchos beneficios ya que desinfectan aguas, alimentos, ambientes …

¿Cómo funciona un Ozonizador de Aire?

El Ozono se puede producir artificialmente por medio de una Máquina de Ozono. Estos aparatos introducen Oxígeno del aire al interior y pasa por unos electrodos que producen una descarga de tensión eléctrica (llamada Efecto corona). Esta descarga separa los dos átomos que forman la partícula de Oxígeno, y, a su vez, hace que estos átomos se unan de tres en 3 creándose una nueva molécula, llamada Ozono O3.

Además, el Ozono representa la forma más activa del oxígeno quedando formado por tres átomos de Oxígeno que actúa contra compuestos orgánicos patógenos y/o pestilentes (principales componentes de la contaminación ambiental).

¿Qué tipo de mantenimiento necesitan los Aparatos de Ozono?

Cuándo y qué mantenimiento se necesita depende del tipo de Generador de Ozono O3. Por ejemplo, algunos generadores vienen equipados con algunos extras como purificadores de aire o ionizadores, estos pueden durar mucho tiempo. Aunque, algunos poseen lámparas o filtros UV que pueden requerir un mantenimiento habitual. Como norma habitual, se deben limpiar las placas de Ozono (O3) cada dos o tres meses.

¿Cómo usar el Generador de Ozono?

Tenemos que estar seguros, mientras el generador permanezca encendido, no haya personas, animales o plantas en la habitación que está siendo saneada.

Cuando transcurra el tiempo programado solo tenemos que ser pacientes y esperar un tiempo prudencial de entre 10 y 20 minutos para asegurarnos de que el Ozono ha desaparecido. De esta manera la sala quedará totalmente libre de Ozono.

Si tenemos que ir más rápido es posible ventilar la habitación de forma inmediata sin necesidad de esperar el tiempo recomendado.

¿Cuánto tiempo duran las Máquinas de Ozono?

Típicamente, cuanto más grande es el Generador de Ozono, más Ozono genera, lo que también significa una limpieza más efectiva y una mayor vida útil del generador. Habitualmente, la vida útil de un Máquina de Ozono depende del tiempo que el fabricante le haya asignado para que proporcione resultados efectivos, y también de la seriedad con la que se haga el mantenimiento.

Este se rige por su uso; si el lugar en cuestión tiene una cantidad considerable de humedad, el Generador de Ozono perderá sus capacidades con el tiempo. Sin contar el tiempo dado por el fabricante de la máquina, puedes saber cuando necesitas sustituir tu Ozonizador por uno mejor cuando no elimina los malos olores.

¿Qué es el Ozono?

El Ozono es una molécula compuesta por tres átomos de Oxígeno. Se forma cuando las moléculas de Oxígeno son excitadas lo suficiente para descomponerse en Oxígeno atómico, de dos niveles energéticos diferentes, y las colisiones entre los diferentes átomos son los que generan la formación del Ozono. Es una forma alotrópica del Oxígeno, es decir, es el resultado de la reordenación de los átomos de Oxígeno cuando las moléculas son sometidas a una descarga eléctrica. Por tanto, es la forma más activa del Oxígeno. Fue el químico Christian Friedrich Schönbein, quien en el año 1839 logró aislar el compuesto gaseoso y lo llamó “Ozono“, de la palabra griega “Ozein”, que significa “Tener olor”. Más tarde, en 1867, confirmó la fórmula del Ozono O3, que Jacques-Louis Soret determinó 3 años antes.

¿Cuáles son las propiedades del Ozono?

El Ozono O3 es un compuesto gaseoso que tiene un color azul. En estado líquido, a temperatura inferior a -115ºC., tiene color índigo. Por su propia naturaleza, el Ozono es altamente oxidante, por lo que se encarga de desinfectar, purificar y eliminar microorganismos patógenos como virus, bacterias, hongos, moho, esporas… El Ozono (O3) puede eliminar los malos olores atacando directamente sobre la causa que los provoca (sustancias pestilentes), y sin añadir ningún otro olor para intentar encubrirlo, como hacen los ambientadores. A diferencia de otros desinfectantes, el Ozono no deja residuos químicos puesto que es un gas inestable y se descompone al instante en Oxígeno por efecto de la luz, calor, choques electrostáticos, etc.

Compártelo es "Gratis"

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Califica este contenido